¿Donar o prestar?

¿Donar o prestar?

Cuando queremos ayudar a nuestros hijos siempre nos surge la duda de si donarles dinero o prestarles dinero. No es lo mismo y sus implicaciones fiscales son muy diferentes:

En la donación, el que recibe el dinero tiene que pagar el impuesto de donaciones que depende de cada comunidad autónoma y que en Valencia los primeros 100.000€ están exentos. La condición es que se haga en documento publico, es decir, ante Notario con lo que tendremos que pagar sus honorarios y liquidar la escritura en el PROP. Para cantidades mayores de 100.000€ se empieza a tributar a tipos progresivos. También habrá que decidir si la cantidad donada es colacionable o no, es decir, si se descuenta o no de la herencia futura.

Si se opta por prestar el dinero hay que hacer un contrato, aunque sea entre particulares. En él debe figurar si lleva intereses (deberán incluirse como rendimiento del capital en la Renta del prestamista) o no, el plazo y la forma de devolución. El contrato también hay que pasarlo por el PROP pero no se pagan impuestos pues cualquier cantidad está exenta y basta un simple contrato privado. Lo que sí hay que tener claro es que la cantidad prestada se tiene que devolver en los plazos previstos y que esa devolución debe probarse: por ejemplo, una transferencia bancaria. La devolución del préstamo puede ser en metálico, pero en este caso hay que suscribir un recibo de pago cada vez que se pague la cuota. Si no se devuelve el capital, Hacienda entenderá que se ha perdonado el pago del préstamo y lo considerará una donación sin los beneficios fiscales de la misma ya hablados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *